A mi lado

Un par de zapatos tirados por la calle

Ahora voy y solamente me encuentro cosas raras. Tenía algo de prisa pero no pude evitar fotografiar el primer zapato abandonado, que estaba en una calle muy céntrica.


Y unos pasos más tarde me encontré con el otro pie.



Los propensos a imaginar historias... ¿Qué? ¿un descuido, una caída de la bolsa de deporte, involuntariamente, o una gamberrada de unos compañeros de clase o de unos gamberros callejeros?

3 comentarios:

Pantero Pinco dijo...

Hola
Pues sí, a veces he visto zapatitos de niño en la carretera y siempre me dan mal rollo...

Freak dijo...

¡Hola Pantero Pinco!
Pues sí, encontrarse zapatitos de niño abandonados da una sensación más bien extraña... Y por la carretera ya no hablemos... Pero al parecer es bastante habitual que vayan perdiendo los zapatos y los calcetines, según veo, cuando los niños son pequeños.
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

marqus dijo...

Ni un descuido, ni caídos de una bolsa de deporte, ni una gamberra. El dueño de las zapatillas seguía ahí, como desdoblado, intentando encontrar su camino.